Just another WordPress.com site

ImagePersonalmente, a veces pienso que sí que hay una conspiración en práctica, y otras que no, aunque me sigo manteniendo en que el poder que rige los medios de comunicación a día de hoy son los intereses económicos. Con respecto a la conspiración por la que aboga Noam Chomsky, en uno de los ejemplos que este autor nos ofrecía, se usaba del deporte para argumentar que pretenden mantener nuestros pensamientos alejados de los temas verdaderamente importantes. Pues bien, yo no estoy de acuerdo con esto, ya que los deportes de grandes masas como el fútbol aquí en España aportan cantidades millonarias en beneficios. Es por ello que las grandes cadenas de televisión matan por retransmitir los partidos. La curiosidad me ha llevado hoy a buscar las audiencias de las distintas televisiones en internet, y  puede comprobarse que el programa con mayor expectación del día 18 de abril fue el partido del Barcelona y el Chelsea, con un 17,8%  a favor de las cadenas autonómicas donde se retransmitió (http://www.formulatv.com/audiencias/2012-04-18/). El deporte es dinero, y no sólo en audiencia sino en publicidad de todo tipo (desde equipaciones deportivas hasta coches pasando por cuchillas de afeitar, bebidas o gomina para el pelo).  De este modo, argumento que son los intereses económicos los que impregnan los media en la actualidad. No obstante, también tengo que contradecirme porque en algunas ocasiones también percibo que nos intentan lavar el cerebro. Como ejemplo, voy a recurrir a un anuncio que vi ayer del Ministerio, en el que se promovía que en vez de salir, los jóvenes se queden recogiditos en sus casas viendo la tele. He estado intentando localizarlo en la red pero he sido incapaz, lo cierto es que manda un mensaje subliminal a los jóvenes en la línea de todo un partido de derechas. Aquí sí que veo la conspiración: los adolescentes están mejor en casita sin dar dolores de cabeza al estado, como por ejemplo el caso del botellón. El gobierno anterior, consciente de los interese de los jóvenes, destinaba sus campañas publicitarias a la prevención y control del consumo del alcohol, pero el gobierno de Rajoy va mucho más allá. Aquí se aprecia los intereses políticos en los medios de comunicación, que a su vez son promovidos por los intereses económicos.  También se ve este auge del gobierno de España por controlar los medios de comunicación en la noticia que Patricia proponía, donde los populares pretendían controlar los informativos. Afortunadamente se tuvieron que echar atrás en esta idea. Hablando de noticias, es interesante mencionar al redactor jefe del mundialmente conocido periódico New York Times, para quien el periódico en el que trabaja es la fuente más fiable, ajena de subjetividades, “a cuyos archivos históricos acude la gente para informarse”. Para él, las noticias son la historia. La verdad que aconteció en el pasado. Para este señor, Chomsky es el verdadero manipulador que intenta engañar a los lectores de un modo insultante. Lo que este redactor jefe no reconoce es el aspecto interpretativo que toda noticia tiene. El que escribe está aportando inconscientemente su opinión. Las noticias van variando de perspectiva desde que ocurre hasta que las conocemos. ¿Conspiración secreta? Puede que en algunos casos sí, y en otros no. Considero que para dar respuesta a esta pregunta habría que analizar los contenidos de los medios de comunicación de una forma mucho más individualizada. Por ejemplo, en el caso de la guerra que se mencionaba en el vídeo, estoy totalmente de acuerdo con que sí existe presión por parte del gobierno para conseguir a partir de los medios que los ciudadanos la apoyaran. Me tocó hacer un trabajo sobre la influencia de los medios de comunicación y también surgió este tema. Las televisiones americanas emitían miniseries sobre la guerra donde los soldados se grababan y los espectadores podían sentir a través de la pantalla de su televisor que eran héroes. Casualmente en aquellos días surgieron películas asociadas a la temática guerrera, como Top Gun, que fomentaban el deseo por la guerra, dando una perspectiva completamente americana al conflicto. ¿Eran conscientes las productoras cinematográficas de lo que conseguían  no sólo aprovecharon la ocasión para hacer montañas de dinero? Podría ampliar muchísimo más este debate, pero creo que no llegaría a ninguna conclusión que me satisfaga al cien por cien. Sin embargo, si tuviera que mojarme me aventuraría a decir que algunos conspiran con los medios, pero en general es el dinero el que lleva la voz cantante en los medios de comunicación.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: